Llamamiento a intervenciones

De la Comisión Científica de la Cita

A los miembros de la If-EPFCL

Estimados colegas:

Está próxima la fecha de nuestro próximo Encuentro en París, del 25 al 27 de julio del 2014.

Es tiempo por tanto de establecer el programa.

El viernes 25 de julio se dedicará a una Jornada de Escuela, organizada por la CAOE, y la del lunes 28 a la Asamblea del If y de la Escuela.

En cuanto a la Cita propiamente dicha, se repartirá en tres medias jornadas en sesiones plenarias y una media jornada en cinco salas simultáneas, el sábado por la tarde.

Habrá por tanto entre 18 y 24 intervenciones en sesiones plenarias y 30 o 40 en salas múltiples.

Aquellos que quieran proponer alguna intervención deberán enviar un titulo y una reseña de media página, por correo electrónico, a los responsables del Encuentro Internacional: Marc Strauss, strauss.m@wanadoo.fr antes del 15 de diciembre del 2013

Recibirán en respuesta, un acuse de recibo que garantiza que su proposición ha sido recibida.

Las navidades será un tiempo propicio para reflexionar sobre la composición del conjunto y hacia mediados de enero la Comisión Científica dará a conocer su respuestas.

Les recordamos los subtítulos del tema general:

I.- El deseo, esa aporía encarnada.

Esta expresión de Lacan en “La dirección de la cura” nos indica que el deseo, efecto del significante, no se articula sin tener en cuenta el cuerpo y el goce que lo marca, sobre la vertiente de su falta, castración, así como sobre el de su resto pulsional.

Las diferentes estructuras clínicas deberán encontrar la manera de ordenarse a partir de esta relación.

II.- Nuevos deseos

La época contemporánea se caracteriza por una oferta desmultiplicada de satisfacciones que parecen desreguladas, en comparación a los significantes-amos vigentes en la época de Freud. ¿Cual es entonces la incidencia de la modernidad sobre el lugar del deseo en la economía subjetiva, en su lazo con lo que toma el aspecto de un goce loco?

III.- Los nombres del deseo

Con la reconsideración de Lacan, del significante que no es ya causa del corte con el goce, sino que es en sí mismo goce, el deseo toma una nueva dimensión, vinculada al dicho. El deseo ya no es por tanto, deseo de reconocimiento, ni sólo deseo del Otro, sino que toma un valor singular para el hablaser. El recorrido de un análisis hasta su fin, requiere por tanto una redefinición.

IV.- ¿Qué es interpretar el deseo?

Si el deseo es su interpretación, ésta última supone condiciones que responden a la de su constitución. Así el psicoanalista, por la transferencia, es inseparable de la definición misma de inconsciente, y se incluye en la estructura del deseo. Su deseo para intervenir de manera operante debería tener entonces otras coordenadas, que las obtendría de su propio análisis.

 

En espera de sus proposiciones, cordialmente

Por la Comisión

Marc Strauss